Recomendaciones ante el calor

El sol es una fuente de energía imprescindible en la tierra, sin su luz y calor la vida no existiría. El ser humano por tanto también lo necesita, entre otros muchos beneficios, es nuestra principal fuente de Vitamina D, que ayuda a nuestro organismo a absorber calcio y así mantener unos huesos fuertes y sanos.

Pero como muchas cosas en la vida, todo lo que contiene beneficios también conlleva riesgos.

Así pues, una exposición prolongada y sin una buena protección puede dar lugar a problemas, algunos pueden llegar a ser graves:

  • Quemaduras
  • Cataratas y problemas de visión
  • Envejecimiento prematuro de la piel, cáncer…
  • Bajada de defensas
  • Insolación o golpes de calor.

Ante la inminente llegada de las olas de calor que sufrimos en nuestro país durante el verano, me gustaría sobre todo hacer hincapié en este último punto; conocer las medidas adecuadas para evitar el golpe de calor, identificar situaciones y personas de riesgo, así como reconocer los signos y síntomas que provoca esta situación de emergencia y cómo actuar:

Personas de riesgo:

  • Mayores de 65 años y/o con enfermedades crónicas.
  • Personas con discapacidades.
  • Bebés y niños pequeños.
  • Trabajadores en ambientes calurosos.
  • Deportistas que realicen ejercicio intenso en horas de más calor.

Signos y síntomas de alarma:

  • Temperatura corporal elevada (> 38oC)
  • Piel enrojecida, caliente y seca
  • Náuseas, vómitos y dolor de cabeza.
  • Pulso acelerado y respiración rápida.
  • Confusión, somnolencia, pérdida de conocimiento.

En caso de sospecha de golpe de calor:

  • Llama al 061
  • Llevar a la persona en algún lugar fresco y a la sombra.
  • Quitar exceso de ropa, abanicarle, aplicar paños de agua fresca en frente, cuello, axilas.
  • Si está consciente colocarlo en posición semisentado para mejorar la respiración.
  • Si está inconsciente colocarlo en posición lateral y esperar al servicio de urgencias.

CÓMO PREVENIR EL GOLPE DE CALOR

Recomendaciones:

-Beber de 7 a 8 vasos de agua al día, aunque no tengamos sed. Evitar bebidas alcohólicas, muy azucaradas o con cafeína.

-Tomar comidas ligeras y evitar comidas copiosas o muy calientes. -Vestir con ropa ligera, holgada y de colores claros.
-Usa sombrero o gorra, lleva siempre una botella de agua.

-Ventila la casa solo al amanecer y atardecer.

-No salgas a la calle y menos a hacer ejercicio en horas de mayor calor (de 12.00h a 17.00h)

-No te quedes ni dejes a nadie en el coche cerrado (aquí también incluimos a nuestras mascotas)

-Si conocemos a alguna persona de riesgo que viva sola, avisar a su enfermero y médico de familia para que le incluyan en el plan de seguimiento telefónico de altas temperaturas de la Junta de Andalucía.

Disfrutemos del verano con cabeza y siempre velando por nuestra salud y la de los que nos rodean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.