Servicio de mayores “ACTIVALE”

Servicio de mayores "ACTÍVALE"

Cómo surge ActíVale

Remontando unos años atrás, observamos cómo el fenómeno del envejecimiento poblacional y el aumento de la esperanza de vida entre las personas mayores de nuestras comunidades se iba haciendo cada vez más visible. Y que, además, este fenómeno no era un hecho que escapase a las personas con discapacidad intelectual en particular. Estas, al igual que el resto de la población, envejecían más y veían incrementada de forma considerable su expectativa de vida.

Este hecho nos situaba en un punto crucial. Por un lado, mostraba un gran logro médico y social pero, por otro lado, nos enfrentaba a nuevos desafíos y nos obligaba a ampliar fronteras y buscar acciones que permitiesen mejorar la calidad de vida de las personas mayores a las que apoyamos.

Es aquí, sobre este sustrato e impulsado por el motor de nuestros valores, donde nace ActíVale.

¿Qué es ActíVale?

ActíVale es un servicio alternativo dirigido a las personas mayores de la asociación VALE.

Nuestro principal objetivo es prestar o facilitar los apoyos necesarios para acompañar a las personas mayores durante el desarrollo de sus proyectos de vida, desde el momento presente hasta el final de sus vidas, promoviendo así una buena vejez y la igualdad de oportunidades.

Lo que nos mueve

Todas las personas aspiramos a tener una vida buena y feliz y cuando llegamos a la vejez esta meta se mantiene e incluso adquiere un mayor significado, pues es el broche final de nuestro proyecto de vida. La felicidad adquiere un valor diferente y particular para cada persona y es por ello que desde ActíVale sentimos que debemos lograr ese reconocimiento único y reflexionar sobre lo que significaba para cada una de las personas mayores a las que apoyamos vivir y envejecer bien.

En definitiva, lo que representa una vida feliz y plena, manteniendo en todo momento la dignidad y el respeto por todo aquello por lo que se ha luchado o soñado a lo largo de la vida.

Cómo lograrlo

Este recorrido hacia una buena vejez está cargado de significados, anhelos, sueños, necesidades, deseos o elecciones únicas que nos marcarán la dirección, la hoja de ruta, por ello todos los proceso que se den en él cobran especial relevancia. En este sentido, la planificación centrada en la persona, el uso de un sistema de apoyos y el envejecimiento activo constituyen los abordajes esenciales para nosotros/as en el trabajo con las personas mayores.

Así, la planificación centrada en la persona nos facilita una herramienta fundamental para definir el proyecto de calidad de vida de cada persona, generando los compromisos, los apoyos y los cambios necesarios para poder desarrollarlo y vivir una vida plena.

Por su parte, el envejecimiento activo nos acompaña en ese proceso de comprender esta etapa de la vida como un ciclo más, lleno de oportunidades de participación, de potenciar el incremento del rol activo de las personas mayores en sus comunidades y de trabajar por el reconocimiento social de la vejez con todo su valor y lleno de dignidad y respeto.