La importancia del “Ser y Estar” en la comunidad

La importancia del "Ser y Estar" en la comunidad

¿Qué se necesita para ser feliz? ¿Qué hace falta para que la vida tenga sentido?. Las personas tenemos sentimientos, sufrimos, expresamos amor, tenemos la necesidad de ser amados, de ser acariciados, de tener un propósito. Todas las personas necesitamos estar vinculadas con la comunidad para tener una vida plena. Todas necesitamos tener vidas tejidas en comunidad, vinculadas con las vidas de otras personas. Cuando decimos todas, nos referimos a TODAS, por lo que sobra decir que las Personas con Discapacidad Intelectual y del Desarrollo (PDIyD) tienen los mismos deseos/necesidades. Es urgente dejar atrás la visión de que la vida de las PDIyD tiene que cursar en instituciones, alejadas de los entornos comunitarios como históricamente viene sucediendo.

Una comunidad se basa en las interacciones que las personas generan estando juntas. Cada persona ocupa un lugar en su comunidad y puede contribuir de cualquier manera a ésta, aportando sus talentos y fortalezas. Es vital que la comunidad brinde  oportunidades de desarrollo, de ser creativos, de tener sentido de pertenencia, y de esta  manera pueda convertirse en un lugar seguro en el que cada persona pueda llevar a cabo su proyecto vital. Si dejamos a un lado nuestros prejuicios, podremos observar cómo la diversidad nos enriquece. Somos una realidad y todas estamos presentes en la sociedad, por lo que vivir en un entorno amable, acogedor y saludable debería ser un derecho.

La importancia del ser y estar asociación vale personas con discapacidad
La importancia del ser y estar asociación vale personas con discapacidad

Tenemos que ser conscientes de todos los beneficios que la comunidad nos puede ofrecer, y de lo que cada persona puede ofrecerle de vuelta, se trata de enriquecernos mutuamente. Para conseguir esto, debemos asegurarnos de que cada PDIyD disponga de los apoyos necesarios, redefinir los roles de apoyo en comunidad, contar con un diseño centrado en las personas e incluso comprender y pensar más en el ser y estar que en el hacer de las personas dentro de su comunidad.

Todo lo escrito anteriormente lo hemos comprobado en nuestro día a día, haciendo apoyos en la comunidad. Os dejo un testimonio sobre uno de esos apoyos, en el que se refleja lo verdaderamente importante: “no es lo que haces, es simplemente lo que eres”.

“Mi reflexión sobre el rol de apoyo es de dos veces que he acompañado a una chica del Centro de Día a realizar un voluntariado en la residencia de mayores de Padul. Me he dado cuenta de lo importante que tiene realizar apoyos en la comunidad. En un principio, pensé que la ayuda de ella hacia las personas mayores no era la que yo realmente me esperaba, pero luego me sorprendió ver que la verdadera ayuda de ella era hacer sonreír a cada una de las personas que allí se encontraban, que todas estuvieran deseando verla de nuevo, hacer de un día cotidiano un día verdaderamente hermoso. Además, me encantó ver que no sólo ayuda a las personas que se encuentran en la residencia sino que también recibe y le ayudan a ella. Llegar a su casa y contarle a su madre todo lo que ha hecho y donde ha estado, o estar todos los días pendiente de cuándo va a volver a ver a los “abuelitos”, como dice ella, con una sonrisa en la boca cada vez que habla de su voluntariado. Me siento orgulloso de lo feliz que está y de lo valiosa que se siente con lo que está realizando. Muchas veces nos centramos en lo que la persona hace y se nos olvida lo verdaderamente importante: SER Y ESTAR.”

Estoy seguro de que entre todas podemos construir un mundo mejor y más amable en el que cada persona encuentre su lugar, ¿EMPEZAMOS?

La importancia del ser y estar asociación vale personas con discapacidad