Atención Infantil Temprana

Atención Infantil Temprana

Se entiende por Atención Temprana el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar.

En el CAIT Vale la intervención se realiza teniendo como base el enfoque centrado en las familias, que nos permite encontrar la forma de optimizar la calidad de vida de los niños y sus familias aumentando la capacidad de sus apoyos naturales (padres, profesores, etc.) para mejorar las habilidades adaptativas  de los niños y la toma de decisiones sobre sus vidas.

Los niños no aprenden en una sola sesión y requieren tiempo para incorporar un aprendizaje, por ello las principales intervenciones son las que se dan en casa, las familias están con los profesionales dentro de la sesión compartiendo las actividades, de modo que se pueda trasladar la estimulación a la casa. Los niños deben realizar lo que aprenden en su entorno natural de manera repetitiva, al contrario de lo que puede pasar con los adultos que pueden aprender en una sola sesión.

Nuestro objetivo final tiene que ser empoderar y dotar a la familia de competencias, dándole la oportunidad de aprender y crecer en la medida de sus posibilidades y de sus deseos, para que siempre pueda acompañar a su niño en su proceso vital, sin crear la relación de dependencia del profesional que en numerosas ocasiones sucede en el tratamiento clínico profesionalizado. El empoderamiento es un proceso en el que las familias obtienen conocimientos, recursos y habilidades que les ayudan a tener un control positivo y mejoran su calidad de vida.

Las sesiones que se desarrollan en el centro tienden a realizar una estimulación global en las distintas áreas de desarrollo:

  • Motora.
  • Cognitiva.
  • Lenguaje.
  • Social.
  • Autonomía.

Objetivos Generales

El centro de Atención Temprana (CAIT) desarrolla tres grandes líneas de actuación:

  • SENSIBILIZACIÓN: El centro colabora con las instituciones, asociaciones y otros profesionales de la zona ( equipo de orientación de los colegios de la comarca, APAs, pediatras, guarderías, servicios sociales…) en la elaboración de programas que tengan como objetivo la sensibilización de la población en general en aspectos de prevención relacionados con el desarrollo infantil.
  • PREVENCIÓN Y DETECCIÓN TEMPRANA: Se realizan actividades dirigidas a proporcionar una mejor información y orientación a las familias, profesionales y sociedad en general con el fin de evitar o advertir lo antes posible la aparición de desviaciones en el normal desarrollo del niño.
  • INTERVENCIÓN TERAPÉUTICA: Una vez considerada la conveniencia de una intervención terapéutica en el centro de Atención Temprana, el pediatra deriva el caso al CAIT donde se planifica y programa la intervención de forma individual, considerando las necesidades y posibilidades de cada niño en cada área del desarrollo, y facilitando a la familia las herramientas necesarias para continuar con los aprendizajes en casa.

También se realiza una coordinación con el resto de servicios del entorno del niño, medio escolar, sanitario y entorno social, para favorecer un desarrollo lo más normalizado posible.

Objetivos Específicos

  • Continuar con la mejora, tanto cuantitativa como cualitativa en la prestación de servicios a las familias con niños que presentan trastornos en su desarrollo o tienen riesgo de padecerlos  de la Comarca del Valle de Lecrín acercando la intervención al domicilio familiar.
  • El principal objetivo de la Atención Temprana es que los niños que presentan trastornos en su desarrollo o tienen riesgo de padecerlos, reciban, siguiendo un modelo que considere los  aspectos bio-psico-sociales, todo aquello que desde la vertiente preventiva y asistencial pueda potenciar su capacidad de desarrollo y de bienestar, posibilitando de la forma más completa su integración en el medio familiar, escolar y social, así como su autonomía personal.
  • Intervenir en el entorno del niño.
  • Reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del desarrollo del niño.
  • Optimizar, en la medida de lo posible, el curso del desarrollo del niño.
  • Introducir los mecanismos necesarios de compensación, eliminación de barreras y adaptación a necesidades específicas.
  • Evitar o reducir la aparición de efectos o déficits secundarios o asociados producidos por un trastorno o situación de alto riesgo.
  • Atender y cubrir las demandas de la familia y el entorno en que vive el niño.

Considerar al niño como sujeto activo de la intervención.

Oferta de Servicios

La intervención en el centro incluye, según las necesidades de cada familia:

  • Orientación familiar y atención psicosocial.
  • Intervención dirigida al niño, a la familia, y al entorno.
  • Ayudas técnicas, programa de accesibilidad y socialización.
  • Participación en las labores de sensibilización, prevención y detección, colaborando con las instituciones, asociaciones y con otros profesionales de la zona.

Para desarrollar los objetivos propuestos la intervención se realiza en sesiones individuales, la organización periódica de sesiones grupales y escuelas de padres sobre temas específicos.